Jessica Biel tiene miedo a envejecer

Lo que faltaba: ahora Jessica Biel tiene miedo de envejecer, cuando recién tiene ¡26 años! La actual novia de Justin Timberlake y bomba sexual para los yanquis, dijo que no sabe cómo va a arreglárselas con lo de "hacerse mayor". Y que ya está empezando a notar los estragos de la edad en su cuerpo. […]

Lo que faltaba: ahora Jessica Biel tiene miedo de envejecer, cuando recién tiene ¡26 años!

La actual novia de Justin Timberlake y bomba sexual para los yanquis, dijo que no sabe cómo va a arreglárselas con lo de «hacerse mayor«. Y que ya está empezando a notar los estragos de la edad en su cuerpo.

«No sé como voy a llevar eso de envejecer, siento que mis rodillas ya no son lo que eran, me empiezan a doler cuando corro, y me levanto con dolores de espalda que antes no tenía… empiezo a notar cambios«, manifestó una decepcionada Jessica con el paso del tiempo.

Además, aseguró que que le tiene mucho miedo a las operaciones y que por eso prefiere tener arrugas a hacerse retoques faciales. «Definitivamente, tengo miedo al envejecimiento, es igual de extraño que cuando miras una fotografía de tu abuela cuando era joven y luego ves como está ahora«.

Recordemos que hace unos días, se comentó su novio estaba «furioso« con ella por las las escenas de sexo que había filmado junto a Ben Barnes para la película Easy Virtue, de próximo estreno. Timberlake reconoció que las imágenes que vio son sólo de ficción, pero así y todo quedó muy caliente con Biel.

Vía | Poprosa

Imagen | Zimbio

Jessica Biel tiene miedo a envejecer
4.60 / 5
4.60 - 46 Votos

También te puede interesar

Un Comentario en “Jessica Biel tiene miedo a envejecer”

  1. anonimo dice:

    Pues sera mejor que se vaya haciendo a la idea de que esto es ley de vida y a todos nos toca mas tarde o mas temprano. Es una chica muy joven así que no tiene razones para sentirse tan asustada. En lo que se refiere a las operaciones estamos a mano, odio las agujas con toda mi alma y odio los hospitales por lo que dudo mucho que pase por una cirugía de estética (ya es bastante hacerlo por razones de salud), no hay necesidad de meterse por gusto en el quirófano.